HomeBlogCrisis del corcho? Conociendo el CEO del mayor productor de corcho del mundo

Crisis del corcho? Conociendo el CEO del mayor productor de corcho del mundo

«Ahora o nunca?» era la pregunta para la industria del corcho. ¿Los malos corchos y la contaminación por TCA iban a terminar con este sector? ¿El corcho «natural» se desvanecería y sería reemplazado por corchos de plástico y tapones de rosca?

Este fue un momento decisivo para la industria del corcho, una crisis. ¿Qué ha pasado?

Hace un tiempo tuve la oportunidad de discutir este tema con alguien que lo conoce bien, cuando me reuní con Antonio Ríos de Amorim, CEO y presidente del consejo de Corticeira Amorim, el mayor productor de corcho del mundo.

Dirige la empresa desde 2001, cuando tomó el relevo de su tío Américo Ferreira de Amorim (fallecido el 13 de julio de 2017, al parecer el más rico de Portugal).

Américo Amorim ha sido la fuerza motriz en la construcción de la presencia global del Grupo Amorim. Hoy la empresa es el líder mundial en la producción de corcho, tanto para su uso como tapón en botellas como para muchos otros fines.

Volvamos a la crisis que podría haber matado a la industria del corcho.

En los años 90 empezamos a ver cada vez más «cierres alternativos» en el vino, tanto en los tapones de “corcho de plástico” como en los tapones de rosca.

Había varios impulsores detrás de esto, pero quizás el más importante fue la creciente frecuencia de la «mancha de corcho», que se da cuando el corcho le da un mal sabor al vino, un carácter de cartón húmedo, mohoso y opaco.

Este problema se hacía cada vez más frecuente en el caso de las botellas cerradas con corcho natural. Quién quiere abrir esa costosa botella de vino sólo para descubrir que está «encorchada»?

¿Cuál es la situación actual? Le pregunté a Antonio Amorim.

Cuando los tapones de plástico (y más tarde los tapones de rosca) empezaron a ganar terreno, sobre todo en el Reino Unido en los años 90, se condujo a una investigación profunda en la industria del corcho:

«Lo que hemos presenciado en los últimos 10-12 años en la industria del corcho es una verdadera revolución. La industria del corcho se cuestionó a sí misma. Empezamos a innovar, empezamos a introducir nuevas tecnologías. Evaluamos toda nuestra cadena de suministro y empezamos a traer científicos para evaluar cómo podríamos mejorar el rendimiento técnico de nuestros tapones de corcho».

Esto tuvo un efecto positivo e invirtió la tendencia hacia los tapones alternativos.

» El corcho goza hoy de buena salud. Estamos ganando cuota de mercado, tanto en tapones sintéticos como en tapones de rosca», dice Antonio Amorim. «El mercado se está dando cuenta del valor del corcho por tres razones principales: Una razón técnica, hoy en día el corcho ha mejorado su rendimiento tecnológico. Se lanzaron nuevos productos que compiten técnica y económicamente. Y el corcho es, con mucho, el más ecológico».

Antonio también dice que para muchos consumidores, ver corcho natural en el cuello de una botella es un signo de calidad en sí mismo.