HomeBlogMercado de productos forestales en España 2015: Situación y proyecciones

Mercado de productos forestales en España 2015: Situación y proyecciones

La economía española está mostrando signos positivos de recuperación. Las cifras de la construcción y el consumo interno, que son los motores más importantes del mercado de los productos forestales, también son mejores que en los últimos años.

Este artículo analiza las proyecciones de este año en varios mercados de productos forestales. La conclusión es que se puede esperar una cierta mejora general en la mayoría de ellos, aunque con cifras y valores diferentes.

Tendencias económicas generales

Las estimaciones oficiales para este año confirman el repunte de la producción de la economía española. El PIB aumentó un 1% en el primer trimestre y un 0,8% en el segundo.

Estas cifras fueron acompañadas de una mejora en la creación de empleo. La previsión final para el PIB oscila entre el 2,5 y el 3,1%, dependiendo de las fuentes.

Para el próximo año, se espera que continúe la recuperación (aunque en el segundo semestre del año en curso se percibe una senda más contenida), una vez que empiece a disminuir el impacto en el PIB de algunos de los recientes impulsos expansivos, como la caída de los precios del petróleo y la depreciación del euro.

Impulsores del mercado de productos forestales

En cuanto a la construcción, que juega un papel clave en la demanda de productos forestales españoles y es el principal motor de los mercados de la madera aserrada, productos de valor añadido, tableros, madera contrachapada y chapa, la inversión aumentó tras un largo periodo de recesión.

El cambio en esta tendencia es esencial para el mercado de la madera. En el primer semestre, el número de viviendas iniciadas aumentó en torno al 21,8% en comparación con las cifras del año anterior.

Aunque sea pequeño, este es el mejor aumento en el sector desde 2012.

La inversión residencial sigue mostrando signos de una incipiente recuperación, como lo indica tanto el aumento de las aprobaciones de edificios como las cifras de transacciones inmobiliarias.

El uso de la madera para la construcción sigue siendo pequeño en España. En los últimos años se desarrollaron varias iniciativas para promoverlo, en particular «Construir con madera» y «Vivir con madera».

Por desgracia el organismo líder en estas actividades, Confemadera, se vio muy afectado por la crisis y las actividades de promoción no son significativas en estos momentos.

Junto con la construcción, los otros sectores clave para el mercado de productos forestales españoles son los sectores de impresión y embalaje que impulsan la producción de pasta y papel.

La demanda de celulosa en España depende en gran medida de la producción de celulosa de eucalipto, de la que más de la mitad se exporta.

La pulpa de pino para embalaje conforma la parte más pequeña de la producción de pulpa. La producción nacional de papel y cartón se obtiene a partir de papel reciclado.

Por lo tanto, los fundamentos para analizar la producción de pulpa y papel son la demanda interna, la exportación de bienes y las importaciones. La buena noticia es que todos ellos muestran signos positivos en las estimaciones para los próximos años.